Aside

Un año ha pasado desde el ultimo post y mucha agua ha corrido bajo mi puente. Las empanadas han ido evolucionando, creciendo, fusionándose según las necesidades del mercado. Las empanadas Uruguayas, aun más que las Argentinas son muy versátiles. Nuestra herencia inmigrante viene de muy diversas fuentes que aportan, cultura e ingredientes muy variados. Como resultado tenemos una empanada en la que se puede poner lo que sea. En mi casa se aprovechaban las sobras de comida y se creaban recetas “con lo que hay” con resultados increibles. Las empanadas argentinas tienen recetas muy precisas que pertenecen a cada provincia y las de Buenos Aires en general son mas libres como las de Uruguay. Este hecho me ha dado la capacidad de crear de acuerdo a los ingredientes disponibles en Portland y adaptarme a las circunstancias. Por supuesto que cualquiera puede ver la influencia Italiana en mis empanadas porque mis ancestros italianos me lo heredaron. También influencia rusa ya que los había y muchos donde nací y mi padre vivió en €n pueblo ruso pero en Uruguay, aunque parezca increíble, los mismos rusos que trajeron el girasol que hasta entonces era desconocido. En mi comida hay influencia alemana y cheka que vino a través de una de mis tatarabuelas. Los uruguayos tenemos un gran consumo de quesos ya que las vacas son el centro de nuestra economía y eso se ve claramente reflejado en nuestras empanadas. Realmente podría presentar muchas más variedades pero estamos limitados por el espacio en nuestro food cart, creo que hemos llegado al límite de nuestra capacidad. 

Lamentablemente no podemos abrir mas de cuatro horas al día porque el sitio no es favorable para otros horarios. Por eso nos hemos expandido a PSM y los farmer markets que hemos encontrado disponibles. Nos hemos visto obligados a cerrar los lunes porque trabajamos los fines de semana y necesitamos tener al menos un día para descansar.